Trastornos de la comunicación social y síndrome de Asperger.

Los trastornos de la comunicación, que incluyen el trastorno de la comunicación social (TCS), presentan dificultades significativas en la interacción verbal y no verbal. Estos desafíos pueden afectar la vida diaria y las relaciones sociales. 

Las manifestaciones tempranas de estos trastornos pueden confundirse con retrasos madurativos, lo que dificulta su detección precoz. Esto puede llevar a limitaciones funcionales a lo largo de la vida, afectando el rendimiento académico y las relaciones sociales. 

Las categorías de trastornos de la comunicación, como el TCS, surgen de la necesidad de comprender y abordar los desafíos específicos en la pragmática del lenguaje y la comunicación. Estos trastornos pueden coexistir con condiciones como el síndrome de Asperger. 

Tipos específicos de trastornos

Trastorno del lenguaje expresivo

Este trastorno del lenguaje expresivo se manifiesta en dificultades para expresarse más allá de oraciones simples y con un uso limitado del vocabulario. Además de las dificultades en la producción del habla, quienes lo experimentan pueden tener problemas para recordar información, lo que afecta tanto la comunicación verbal como la escrita. Esta limitación en la capacidad expresiva puede generar frustración y afectar la autoestima de quienes lo padecen, especialmente en situaciones sociales o académicas. Aunque puede confundirse con el TCS debido a su impacto en la comunicación, se diferencia por sus características específicas relacionadas con la producción del habla.

Es importante destacar que el trastorno del lenguaje expresivo puede tener distintas causas, desde factores genéticos hasta lesiones cerebrales adquiridas. La identificación temprana y el apoyo adecuado son fundamentales para mitigar su impacto en el desarrollo y la calidad de vida de quienes lo experimentan. El diagnóstico preciso y el acceso a intervenciones terapéuticas específicas, como la terapia del habla, pueden ayudar a mejorar las habilidades comunicativas y proporcionar estrategias para superar las dificultades asociadas con este trastorno.

Tartamudeo

El tartamudeo es un trastorno de la fluidez del habla, que puede manifestarse con repeticiones o prolongaciones de sonidos, sílabas o palabras. Afecta tanto a hombres como a mujeres y puede tener un componente psicológico importante.

Te puede interesar  Las víctimas de acoso escolar sobresalen por encima de otros menores.

Trastorno fonológico

Este trastorno se manifiesta con errores en la producción de sonidos, como sustituciones o omisiones. Puede interferir significativamente en la comunicación lingüística y el rendimiento académico y social. 

Conclusión

Los trastornos de la comunicación representan un desafío significativo para quienes los experimentan, afectando diversos aspectos de su vida diaria y social. La comprensión de estos trastornos y su correcta identificación son fundamentales para proporcionar el apoyo necesario. 

Bibliografía

 

error: Contenido protegido