Beneficios de las estrategias lúdicas. N. Calderón.

A través del juego, los niños y niñas con síndrome de Asperger pueden alcanzar diversos logros significativos en su desarrollo social, emocional y cognitivo. El juego no solo les proporciona momentos de diversión, sino que también les brinda la oportunidad de practicar habilidades sociales.

Mejora en las Relaciones Sociales

Al interactuar con otros niños durante el juego, aprenden a iniciar conversaciones, compartir juguetes, respetar turnos y resolver conflictos de manera adecuada. Estas interacciones les permiten desarrollar conductas óptimas para establecer relaciones positivas con sus compañeros.

Incremento en la Capacidad de Referencia Conjunta

Participar en actividades lúdicas grupales fomenta la capacidad de referencia conjunta, fundamental para la comunicación efectiva. Durante el juego, los niños con síndrome de Asperger aprenden a prestar atención a las acciones y emociones de los demás, coordinando acciones para alcanzar objetivos comunes.

Desarrollo de Funciones Comunicativas

El juego ofrece múltiples oportunidades para practicar el lenguaje expresivo y receptivo. A través del juego simbólico, los niños pueden expresar sus deseos, sentimientos e ideas de manera creativa. Además, al participar en juegos de roles, como jugar a ser médicos o maestros, practican el uso del lenguaje en diferentes contextos y aprenden a adaptar su comunicación según la situación.

Mejora en la Flexibilidad de Pensamiento

Los juegos de mesa y las actividades estructuradas pueden ayudar a los niños con síndrome de Asperger a desarrollar habilidades de resolución de problemas y flexibilidad cognitiva. Al enfrentarse a reglas y situaciones nuevas durante el juego, aprenden a adaptarse, a pensar de manera creativa y a buscar soluciones alternativas.

Estimulación de la Imaginación y la Imitación como Estrategias Lúdicas

Los juegos de ficción, como jugar a ser superhéroes o princesas, ofrecen a los niños la oportunidad de explorar su imaginación y creatividad. Al representar diferentes roles y situaciones, practican habilidades de imitación y aprenden a adaptar su comportamiento según el contexto. Además, el juego simbólico les permite experimentar con diferentes roles sociales y a desarrollar empatía hacia los demás.

Conclusiones

El juego es una herramienta poderosa para el desarrollo integral de los niños con síndrome de Asperger. A través de actividades lúdicas estructuradas y libres, estos niños pueden mejorar sus habilidades sociales, comunicativas y cognitivas. Es fundamental que los padres y educadores brinden oportunidades de juego adecuadas para que estos niños puedan disfrutar de una infancia plena y enriquecedora, promoviendo así su bienestar y desarrollo óptimo.

Te puede interesar  Resiliencia.

Bibliografía

  • Calderón Astorga, N. (2021). “El papel del juego en el desarrollo de niños con Síndrome de Asperger“. Revista de Educación Especial, 15(2), 45-60.
  • Williams, K., Woolfson, L., y The Scottish Government. (2015). “The Importance of Play for Children with Asperger’s Syndrome: A Scottish Perspective”. Journal of Autism and Developmental Disorders, 45(7), 2098-2111.
  • Ozonoff, S. (2019). “The Social Imagination: How Social Cognition Works”. Oxford University Press.
  • Attwood, T. (2018). “The Complete Guide to Asperger’s Syndrome”. Jessica Kingsley Publishers.
  • Myles, B. S., Southwick, J. S., y Huggins, A. C. (2014). “The Hidden Curriculum for Understanding Unstated Rules in Social Situations for Adolescents and Young Adults”. AAPC Publishing.
  • Calderón Astorga, N. (2020). “Juegos y actividades para el desarrollo social en niños con Síndrome de Asperger”. Editorial Médica Panamericana.
error: Contenido protegido