Solapamiento entre trastornos específicos del lenguaje y autismo.

La interconexión entre el trastorno del espectro autista (TEA) y los trastornos del desarrollo del lenguaje se manifiesta a través de un fenómeno conocido como “solapamiento de trastornos”. Este solapamiento refleja la complejidad y la interrelación entre estas dos condiciones. Las características de uno pueden superponerse o influir en el desarrollo y la manifestación del otro. Este fenómeno ha sido objeto de estudio e investigación debido a sus implicaciones en el diagnóstico, tratamiento y comprensión de ambas condiciones.

La Interconexión entre TEA y Trastornos del Desarrollo del Lenguaje

La relación entre los trastornos del espectro autista (TEA) y los trastornos del desarrollo del lenguaje (TEL) ha sido objeto de interés e investigación durante mucho tiempo. El TEL se define como un trastorno que afecta a niños con un lenguaje retrasado, inusual o anormal, sin una causa física justificada, como retraso intelectual o problemas neurológicos.

El diagnóstico de TEL se basa en criterios de exclusión. Esto significa que se aplica a niños con evidentes dificultades en el lenguaje pero sin otras condiciones que puedan explicarlas, como sordera o parálisis. Esta definición negativa destaca la complejidad de diagnosticar trastornos del lenguaje en niños pequeños, especialmente cuando pueden coexistir con TEA.

En el autismo, se observan diversos problemas de lenguaje, y existe un solapamiento genético significativo entre TEA y trastornos del lenguaje. Esto complica aún más el diagnóstico. Especialmente en niños pequeños que presentan retraso en el lenguaje receptivo y expresivo, lo que dificulta distinguir entre un trastorno del lenguaje y TEA.

 

Te puede interesar  Preguntas y respuestas sobre la depresión.
error: Contenido protegido