Crear nuevas aulas específicas supone perpetuar la segregación.

La creación de nuevas aulas específicas en el sistema educativo supone una forma de segregación del alumnado con necesidades educativas especiales. En lugar de adoptar medidas inclusivas, muchas comunidades autónomas optan por crear más aulas específicas que funcionan como pequeños CEE dentro de colegios ordinarios, lo cual contradice los principios de inclusión educativa.

El Comité Sobre Los Derechos de las Personas con Discapacidad ha señalado que las aulas específicas TEA o especiales en centros ordinarios son incompatibles con la Convención de Derechos de las Personas con Discapacidad. Es fundamental abogar por la eliminación de toda forma de discriminación en los centros ordinarios, incluyendo las aulas TEA y las aulas CyL, para promover una educación verdaderamente inclusiva.

La realidad tras la apertura de nuevas aulas TEA

Aunque se promueva la apertura de más aulas TEA, como en el caso de Madrid, esto no representa un avance positivo hacia la inclusión educativa. Por el contrario, perpetúa un sistema educativo discriminatorio que segregada al alumnado con trastornos del espectro autista o cualquier necesidad educativa especial dentro de los propios colegios.

La noticia que anunciaba la apertura de 482 Aulas TEA en Madrid para el próximo curso escolar, presentada por el consejero de Educación, Rafael Van Grieken, no refleja una mejora real en el sistema educativo. Más bien, evidencia la continuación de políticas segregacionistas que van en contra de los principios de inclusión y equidad en la educación.

Fuente:

Rafael Van Grieken, consejero de Educación, anuncia 482 Aulas TEA para el próximo curso escolar: Leer más

Originally posted 2019-05-06 06:00:00.

Te puede interesar  Trastorno del lenguaje expresivo: comunicación.
error: Contenido protegido