Oh Snap!

MuNdO AsPeRGeR es posible gracias a la publicidad. Por favor desactiva el bloqueador de anuncios para que podamos seguir difundiendo sobre el síndrome de Asperger y el autismo. Gracias.





   Las adaptaciones de los estudiantes con Asperger en la universidad: El pasado jueves día 19 de octubre de 2017 se presento en la Universidad de Extremadura «La Guia de Adapatación en la Universidad«. Este documento es el resultado del trabajo realizado por el grupo “Adaptaciones” de la Red de Servicios de Apoyo a Personas con Discapacidad en la Universidad (SAPDU), integrado por los técnicos de los servicios de atención a los estudiantes con discapacidad de diferentes universidades españolas, coordinado por Gemma Rodríguez Infante.

   La guía será un instrumento muy útil al servicio
de los profesionales y docentes, pero
también un instrumento importante para los
estudiantes con discapacidad, que podrán
conocer que tipo de adaptaciones son exigibles,
para que su discapacidad no les penalice
en su proceso formativo y en su carrera
académica.
Hay tantas discapacidades como personas y
es vital, para garantizar la inclusión en la educación,
que el entorno universitario conozca
y aprenda las modificaciones metodológicos
y curriculares necesarias para no ofrecer ventajas,
sino garantizar la igualdad de un alumnado
diverso, evitando así la discriminación
por razón de discapacidad en el ámbito académico. 
   La adaptación de acceso al programa formativo en la
Universidad es una medida de atención a las necesidades
de formación de los estudiantes con discapacidad
y/o necesidades educativas. Estas adaptaciones
consisten en la provisión de los recursos espaciales,
personales, materiales o de comunicación necesarios
para el acceso al currículo universitario y/o en los
ajustes de los elementos no prescriptivos o básicos
del programa formativo, como pueden ser los tiempos,
la metodología o la tipología de la evaluación.
   En todo caso, no supondrá una menor consideración al aprendizaje del alumnado, ni
un menor nivel de exigencia. Las adaptaciones planteadas, siempre respetarán la adecuación
de las distintas actividades (evaluación, ejercicio, trabajos en grupo, trabajo de
campo…) para que el alumnado logre la competencia marcadas previamente en cada
asignatura. En el ámbito universitario, la realización de adaptaciones por parte del profesorado
universitario es una medida que favorece el derecho de los estudiantes con
discapacidad al desarrollo de sus estudios universitarios en igualdad de oportunidades. ↓



   Las adaptaciones se establecerán dependiendo de las Necesidades Educativas que presente
el alumnado. Estas necesidades son específicas de cada persona y variarán dependiendo
de las características personales del estudiante, la titulación que esté
desarrollando y su situación actual, entre otros factores. La evaluación previa del alumnado
y sus circunstancias permitirá establecer el tipo de adaptaciones y recursos más
adecuados, que se deberán expresar en términos positivos, desde las capacidades y
cualidades del estudiante. Las recomendaciones que se establecen en este documento
servirán de guía, sin dejar de ser generales, por lo que se deberán adaptar dependiendo
de las circunstancias personales y de salud de cada estudiante. Se expondrán, en primer
lugar, aquellas dirigidas a todo el alumnado con Necesidades Educativas, y seguidamente,
las adaptaciones más específicas dependiendo de la discapacidad o dificultad en el
aprendizaje que presenta la persona.

   Antes de abordar las adaptaciones indicadas para cada tipo
de discapacidad o dificultad en el aprendizaje, es preciso
concretar una serie de medidas que son de aplicación
general para todos los estudiantes con necesidades
educativas y que han de ser enumeradas de forma
independiente para evitar ser repetitivos. En términos
generales, pueden considerarse pautas cuya aplicación
generalizada en el grupo de estudiantes al que se imparte
docencia, repercutirá positivamente en la calidad docente
y en el proceso de enseñanza y aprendizaje en las aulas
universitarias.
   Dice Isabel M. Martínez Lozan que en estos diez años se han dado muchos pasos hacia adelante y a ello han
contribuido de manera notable las nuevas leyes que en España han adaptado
los mandatos de la Convención. Se han asumido definiciones claras como
“discriminación por motivos de discapacidad”, entendiéndose así por discriminación
cualquier distinción, que tenga por objeto obstaculizar o dejar sin
efecto el reconocimiento y disfrute de los derechos en igualdad de condiciones
en todos los ámbitos, incluido el educativo. También se ha definido de
manera clara que se entiende por “ajuste razonable”, y aunque no siempre
se llevan a cabo, se entiende ya como reglamentario que es necesario llevar
a cabo en todos los ámbitos, las modificaciones y adaptaciones necesarias
y adecuadas para garantizar el ejercicio de un derecho en igualdad de condiciones.
Al igual ocurre con la definición de “diseño universal”, definido
como “el diseño de productos, entornos, programas y servicios de manera
que lo puedan utilizar todas las personas”. ↓



   La asunción de todas estas definiciones,
junto con el artículo 24 de la Convención,
han supuesto en nuestro país cambios determinantes
para el acceso de las personas
con discapacidad a la educación superior. La
Convención habla de la necesidad de que
todos los Estados aseguren un sistema de
educación inclusivo a todos los niveles para
garantizar sobre todo, el desarrollo de la personalidad,
los talentos y la creatividad de las
personas con discapacidad y hacer posible
que puedan participar de manera efectiva en
una sociedad libre. Pero todo el mundo sabe,
que para que esto sea posible es necesario
facilitar medidas de apoyo, entornos que fomenten
al máximo su desarrollo académico
y sobre todo que se que se les aseguren los
ajustes razonables, para que la igualdad de
oportunidades sea real y efectiva. La Ley Orgánica
4/2007 de 12 de abril y el Real Decreto
1393/2007 de 29 de octubre por el que
se establece la ordenación de las enseñanzas
universitarias oficiales, han incluido todos estos
preceptos y las universidades españolas
han dado un paso decidido en este sentido al
poner en marcha y en algunos casos potenciar,
los Servicios de Atención a la Discapacidad,
que están ofreciendo en general, los
medios, los apoyos y los recursos necesarios
en muchos casos.

Más información de la «Guía de Adaptaciones en la Universidad»: goo.gl/btgx48
Publicidad
This div height required for enabling the sticky sidebar