¿Adorables? No todas las personas en el espectro autista lo son.

En medio de la pandemia, es común escuchar descripciones que idealizan a las personas en el espectro autista como “adorables” por su supuesta capacidad para sobrellevar la soledad, sin embargo, es crucial reflexionar sobre la complejidad de esta realidad.

En estos tiempos de pandemia, donde el aislamiento se ha convertido en la norma, leo con asombro comentarios que glorifican la capacidad de las personas en el espectro autista para sobrellevar la soledad. Se dice que para quienes tienen autismo, la soledad es simplemente una rutina más, un día cualquiera. Sin embargo, como alguien que disfruta de la tranquilidad de la soledad, me veo abrumada por la situación actual.

La verdad es que la situación es difícil para todos, independientemente de nuestras preferencias personales. Es cierto que algunos encontramos consuelo en el aislamiento y nos sentimos cómodos en nuestro propio espacio, pero eso no significa que estemos inmunes a los desafíos emocionales que trae consigo esta pandemia.

Es preocupante ver cómo se dulcifica el autismo, como si fuera algo positivo que las personas en el espectro autista puedan estar solas. Esto no solo es inexacto, sino también perjudicial. Frivolizar con la soledad y el aislamiento que muchos experimentamos es insensible y poco realista.

Estereotipos y mitos

Es hora de dejar de romantizar el autismo y de dejar de perpetuar la falsa idea de que las personas en el espectro son adorables por su capacidad para sobrellevar la soledad. Somos seres humanos con nuestras propias luchas y desafíos, y merecemos ser vistos y comprendidos en toda nuestra complejidad.

La pandemia nos ha obligado a enfrentarnos a nosotros mismos y a nuestras emociones de una manera sin precedentes. Es importante que reconozcamos la diversidad de experiencias dentro de la comunidad autista y que brindemos apoyo a aquellos que lo necesitan, en lugar de trivializar sus luchas.

En última instancia, todos estamos en esto juntos. No importa si tenemos autismo o no, todos estamos lidiando con nuestras propias batallas en este momento difícil. Es hora de mostrar compasión, empatía y solidaridad hacia todos, sin importar nuestras diferencias.

Te puede interesar  No hay una explicación clínica o biológica para el espectro autista.

 

error: Contenido protegido