Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

El Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer representa una oportunidad crucial para reflexionar sobre la persistente injusticia que afecta a millones de mujeres en todo el mundo. Esta conmemoración anual nos invita a tomar conciencia de la gravedad de este problema social y a unir esfuerzos para erradicar la violencia de género en todas sus formas. Es un momento para destacar la necesidad de políticas efectivas, educación en igualdad y una respuesta contundente de la sociedad y la justicia para poner fin a esta lacra que socava los derechos humanos y la dignidad de las personas.

La violencia sexista es un problema social presente en todos los ámbitos, desde el doméstico al público, en forma cultural, física, psicológica, sexual, laboral, económica… que afecta a mujeres de todas las edades, etnias, culturas y procedencia.

Falta de equidad

Este tipo de agresiones se origina en la falta de equidad en las relaciones entre hombres y mujeres y en la discriminación persistente hacia ellas por el simple hecho de ser mujeres. Alcanzar la equidad de género pasa necesariamente por «transformar las reglas sociales y los roles que subordinan a la mujer» según Luiza Carvalho, directora regional de Mujeres para las Américas y el Caribe de la ONU.

El ensañamiento contra mujeres y niñas es una de las violaciones de los derechos humanos más extendidas, persistentes y devastadoras del mundo actual y, de acuerdo con Naciones Unidas, es un tipo específico de violencia sobre el que apenas se informa «debido a la impunidad de la cual disfrutan los perpetradores y al silencio, la estigmatización y la vergüenza que sufren las víctimas».

La sociedad adopta un papel activo pero insuficiente para erradicar las agresiones que se ejercen contra las mujeres, tratando de fomentar medidas de apoyo a las víctimas, así como lograr un avance significativo en la concienciación y sensibilización social.

Educación para la igualdad

Se necesitan acciones contundentes y mucha educación en igualdad para acabar con este grave problema. Entre las claves para avanzar en la prevención está la educación y una respuesta adecuada de la justicia ya que la violencia contra la mujer se ha convertido en un problema estructural, en una lacra que es necesario erradicar, que incluye la agresión ejercida por parte de un compañero sentimental (violencia física, maltrato psicológico, violación conyugal, femicidio); la violencia sexual y el acoso (violación, actos sexuales forzados, insinuaciones sexuales no deseadas, abuso sexual infantil, matrimonio forzado, acecho, acoso callejero y acoso cibernético); la trata de seres humanos (esclavitud y explotación sexual); la mutilación genital y el matrimonio infantil.

Te puede interesar  Trastornos específicos del aprendizaje.

Esta efeméride del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer lo que reclama son políticas útiles y efectivas para su erradicación en todos los países del mundo.

La convocatoria fue iniciada por el movimiento feminista latinoamericano en 1981, año en el que se celebró en Bogotá (Colombia) el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, en el que las mujeres denunciaron violencia de género a nivel doméstico y la violación y el acoso sexual a nivel de estado, incluyendo la tortura y los abusos sufridos por prisioneras políticas.

En 1999 la jornada de reivindicación fue asumida por la Asamblea General de las Naciones Unidas (resolución 54/134 el 17 de diciembre), que promueve desde entonces actividades dirigidas a sensibilizar a la opinión pública sobre el problema de la violencia contra las mujeres.

Datos alarmantes y vergonzosos:

  • Una de cada tres mujeres alrededor del mundo ha sufrido violencia física o sexual, principalmente por parte de un compañero sentimental.
  • Según estadísticas del Banco Mundial, las mujeres de entre 15 y 44 años de edad corren mayor riesgo de ser violadas o maltratadas en casa que de sufrir cáncer, accidentes de tráfico y malaria combinados.
  • Solo el 52% de las mujeres casadas o que viven en pareja decide libremente sobre las relaciones sexuales, el uso de anticonceptivos y su salud sexual.
  • Según informe de Naciones Unidas, la forma más común de violencia experimentada por mujeres a nivel mundial es la violencia física inflingida por una pareja íntima.
  • Según este mismo informe, hasta el 70% de mujeres experimenta violencia en el transcurso su vida.
  • Casi 750 millones de mujeres y niñas se casaron antes de cumplir 18 años.
  • Al menos 200 millones de mujeres se han visto sometidas a la mutilación genital femenina.
  • El 71% de víctimas del tráfico en todo el mundo son mujeres y niñas. De ellas, 3 de cada 4 son utilizadas para la explotación sexual.

 

error: Contenido protegido