La mayoría de alumnos con síndrome de Asperger son víctimas de acoso escolar.

El síndrome de Asperger, al ser un factor de riesgo para el acoso escolar, requiere una supervisión responsable del profesorado y personal no docente en todos los entornos educativos. Intervención preventiva por parte de docentes, tutores, equipos directivos y orientadores de colegios e institutos de educación secundaria (I.E.S.), así como de la Inspección Educativa en todos sus niveles.

El diagnóstico del Asperger implica la ausencia de retraso en el lenguaje y un cociente intelectual dentro de la normalidad, aspectos fundamentales que diferencian el Asperger de otros trastornos del espectro autista (TEA). Sin embargo, la integración en entornos no comprensivos afecta negativamente, generando problemas como ansiedad, depresión, conductas violentas, obsesiones, trastornos alimenticios o del sueño.

El Dr. Bauer, pediatra especializado en desarrollo infantil, ofrece una perspectiva sobre el paso por el colegio de un niño con Asperger. Aunque la detección temprana y el tratamiento en la infancia son cruciales, la interacción social sigue siendo un desafío. Los niños con Asperger, al no saber hacer amigos y ser percibidos como pedantes, insensibles o raros, son propensos al acoso escolar.

Respaldo a la Federación Asperger España en su posición sobre el acoso escolar.

Considerando que los niños con Asperger son víctimas frecuentes de acoso escolar, respaldamos el comunicado de la Federación Asperger España. Expresamos repulsa por la violencia entre iguales y la falta de respuestas rápidas y efectivas de las autoridades educativas. Destacamos la vulnerabilidad de los estudiantes con síndrome de Asperger al acoso escolar, a pesar de su apariencia física y cociente intelectual normales.

Sensibilización y Colaboración: Claves para un Entorno Inclusivo

Es imperativo que la sociedad tome conciencia de las necesidades de los estudiantes con síndrome de Asperger y promueva la empatía en el entorno escolar. La comprensión y promoción activa de este trastorno son clave para la creación de ambientes inclusivos y respetuosos. La colaboración activa entre educadores, padres y autoridades se vuelve esencial para implementar medidas preventivas e intervenciones que aseguren un entorno educativo activamente seguro y acogedor para todos los estudiantes, incluyendo aquellos con síndrome de Asperger.

Te puede interesar  Guía de intervención con el alumnado de altas capacidades.

 

error: Contenido protegido