Frases dolorosas que nos dicen a las personas con TEA.

En el laberinto de la comunicación, las palabras pueden ser como afiladas dagas o suaves caricias. Sin embargo, para las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA), algunas frases comunes pueden ser como puñales que hieren profundamente. Desde expresiones bien intencionadas pero mal interpretadas hasta comentarios insensibles, las palabras pueden tener un impacto duradero en quienes viven con TEA. Explorar estas frases dolorosas es esencial para comprender mejor los desafíos y las sensibilidades únicas de las personas en el espectro autista, y para fomentar una comunicación más compasiva y respetuosa.

Algunas veces, las palabras pueden ser más poderosas que cualquier otra cosa. Para aquellos en el espectro autista, las frases dolorosas pueden cortar como cuchillas afiladas, dejando cicatrices invisibles en el alma. Desde la incomprendida “¿Por qué no puedes simplemente ser normal?” hasta la desalentadora “Solo estás buscando atención”, estas expresiones pueden socavar la autoestima y el sentido de valía de quienes viven con TEA. Es crucial abordar estas frases con sensibilidad y empatía, reconociendo el impacto profundo que tienen en la comunidad autista y trabajando juntos para crear un entorno de comprensión y aceptación genuina.

Pones como excusa tu autismo para hacer o decir cosas“.

No. Te estoy explicando que esas cosas las hago/digo por el autismo. No es una excusa. No lo puedo hacer de otra manera o, simplemente, no lo puedo hacer. Y ya.

Te puede interesar  Estrategias de Afrontamiento para Adultos con Asperger: Cómo Superar el Estrés y la Ansiedad de Manera Efectiva

“Dices “igual lo he entendido mal pero…” amparándote en el autismo para no hacer el esfuerzo de entenderlo”

Nooo. ¡Es que no lo entiendo! O es que yo lo he entendido de una forma y tú dices que es de otra (pues explícamelo en vez de quejarte). Hago todo el esfuerzo del mundo.

No pongas como excusa que eres literal“.

NO ES UNA EXCUSA. Es que soy literal.
Vamos a ver… Si me tropiezo con todo será porque tengo mal el sistema vestibular así que no me digas “usas tu fallo vestibular como excusa para tropezar” que más quisiera yo no tropezar nunca. ¡Pues lo mismo con la literalidad!

De lo que has dicho se sobreentiende que…

Noooo. No hay que sobreentender nada. Lo que he dicho es lo que quiero decir. No le des vueltas ni busques significados ocultos.

Todo el mundo se agobia y lo pasa mal en algunos sitios concretos“.

Cierto, pero es que yo no “me agobio”, yo NO PUEDO SOPORTAR estar en determinados sitios o con determinadas personas. No es que esté incómoda, es que siento que muero.

Tú te crees que las cosas pasaron así pero en realidad pasaron asá“.

Pues puede ser, claro. Explícame cómo pasaron (y si puedes dame pruebas) pero no esperes que acepte si más que no pasaron como yo creo. Si no pasaron como yo creo seguro que puedes demostrármelo/explicármelo.

Distorsionas la realidad“.

Pues, vamos a ver, que tu realidad puede ser distinta de la mía porque tu percepción es distinta a la mía. De ahí a que yo distorsione intencionadamente… Va un trecho. Mejor si me cuentas tu realidad y así puedo comparar y valorar, ¿No?

De esta misma afirmación: “Distorsionas la realidad”

¿Perdón? 🤔 ¿Y si eres tú quien distorsiona la realidad?, ¿por qué tu versión ha de ser necesariamente más válida que la mía?, ¿cómo sabes que quien distorsiona la realidad no eres tú?

Te puede interesar  Orgullo LGTBI+ y derecho a ser, sentir y amar de todos los seres humanos.

No sé si te equivocas porque tu cerebro funciona diferente o si tu cerebro funciona diferente porque siempre te equivocas.”

😱😱😱😱😱😱😱

No tengo palabras.

“¿Todo el mundo puede menos tú?”

Pues eso parece. 😅 Si no puedo, no puedo. No le pides a una persona que necesita silla de ruedas que se ponga a correr. No me pidas a mí imposibles, que no puedo. Y punto.

“Si dejas de prestar atención verás que ese ruido deja de molestarte”.

Pues no, aunque no preste atención el ruido lo oigo y me molesta. Es que mi hipersensibilidad auditiva no se puede apagar/encender a mi antojo.

¿No te das cuenta de que…?

Pues mira, no. Si me diera cuenta no me pasaría, no lo permitiría, me quejaría o lo cambiaría.

 

Conclusiones

En última instancia, el poder de las palabras radica en su capacidad para construir puentes o erigir barreras. Es fundamental que reconozcamos el impacto significativo que tienen las frases dolorosas en las personas con TEA y nos esforcemos por cultivar un lenguaje más inclusivo y respetuoso. Al educarnos y sensibilizarnos sobre las experiencias de quienes viven con TEA, podemos trabajar juntos para crear un mundo donde cada individuo sea valorado y comprendido, independientemente de sus diferencias.

Es imperativo recordar que las palabras tienen un poder profundo y perdurable. Al reflexionar sobre las frases dolorosas dirigidas a personas con TEA, debemos comprometernos a ser agentes de cambio en la forma en que nos comunicamos. Al hacerlo, no solo estaremos promoviendo un entorno más comprensivo y respetuoso para aquellos en el espectro autista, sino que también estaremos fortaleciendo los lazos de empatía y aceptación en nuestra sociedad.

Originally posted 2022-04-23 13:02:42.

error: Contenido protegido