Comorbilidad del síndrome de Asperger. Trastornos co-ocurrentes.

La comorbilidad psiquiátrica es frecuente en personas con síndrome de Asperger, lo que significa que pueden experimentar otros trastornos además del Asperger. Estos trastornos adicionales pueden afectar significativamente su funcionamiento psicosocial y requieren un tratamiento específico.

Los trastornos co-ocurrentes más comunes incluyen problemas del estado de ánimo como la depresión o la ansiedad, trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), tics nerviosos, trastorno obsesivo compulsivo (TOC) y trastornos del lenguaje, entre otros. Es esencial identificar y tratar estas comorbilidades para mejorar la calidad de vida de las personas con Asperger.

La atención especializada debe abordar tanto las dificultades asociadas al Asperger como los trastornos co-ocurrentes para garantizar un desarrollo óptimo y prevenir posibles complicaciones en el futuro.

El Desafío de la Comorbilidad: TEA y TDAH

Una de las comorbilidades más frecuentes con el síndrome de Asperger es el trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH), que se presenta en casi un tercio de los casos. Esta coexistencia puede complicar aún más el cuadro clínico.

En estos casos, las funciones ejecutivas se ven más afectadas y la respuesta al tratamiento tradicional del TDAH puede ser negativa en un 30% de los casos, lo que indica una comorbilidad múltiple que requiere una atención especializada.

Bibliografía

Te puede interesar  Inmadurez emocional de la persona con Asperger adolescente.
error: Contenido protegido