Autismo versus Asperger: Diferencias clave que necesitas conocer

El autismo y síndrome de Asperger son dos condiciones que caen dentro del espectro autista, pero ¿cuáles son las diferencias entre ellos? En esta guía, exploraremos a fondo las distinciones clave entre el autismo y el Asperger para proporcionar una comprensión clara y precisa.

Autismo: Definición y características

El autismo es un trastorno del desarrollo que afecta la comunicación, la interacción social y el comportamiento de una persona. Algunas características comunes del autismo incluyen:

Dificultades en la comunicación:

Pueden tener dificultades para comunicarse verbalmente o no verbalmente, así como para comprender el lenguaje.

 

Problemas en la interacción social:

Pueden tener dificultades para establecer relaciones sociales y pueden parecer desinteresados en interactuar con los demás.

Comportamientos repetitivos:

Pueden participar en comportamientos repetitivos, como balancearse, aletear las manos o alinear objetos.

Intereses intensos en áreas específicas:

Pueden tener intereses obsesivos en ciertos temas, objetos o actividades.

Síndrome de Asperger: Definición y características

El síndrome de Asperger también está en el espectro autista, pero se diferencia en varios aspectos. Algunas características del Asperger son:

Habilidades lingüísticas intactas:

A diferencia del autismo, las personas con Asperger suelen tener habilidades lingüísticas normales o incluso superiores al promedio.

Intereses específicos y obsesivos:

Tienen intereses intensos y a menudo especializados en áreas particulares, pero estos intereses pueden ser más reconocidos y aceptados socialmente.

Dificultades en la interacción social:

Aunque pueden desear la interacción social, a menudo luchan con las sutilezas de la comunicación no verbal y pueden parecer torpes en situaciones sociales.

Rutinas y estructura:

Tienden a valorar la rutina y la estructura en su vida diaria y pueden tener dificultades con los cambios inesperados.

Autismo versus Asperger: Diferencias clave

Aunque tanto el autismo como el Asperger comparten algunas similitudes, también hay diferencias distintivas que los separan. Algunas de estas diferencias incluyen:

Te puede interesar  Enseñar habilidades adaptativas a personas con síndrome de Asperger.

Nivel de funcionamiento:

Las personas con Asperger a menudo tienen un nivel de funcionamiento más alto en comparación con aquellos con autismo. Esto se debe en parte a sus habilidades lingüísticas intactas y a su capacidad para funcionar de manera más independiente en la sociedad.

Detección temprana:

El autismo suele diagnosticarse en la infancia temprana, mientras que el diagnóstico de Asperger a menudo ocurre más tarde, a veces en la adolescencia o la edad adulta.

Servicios y apoyo:

Las personas con autismo suelen necesitar una gama más amplia de servicios y apoyos, incluidos servicios educativos y terapias especializadas. Por otro lado, las personas con Asperger pueden necesitar menos intervención y pueden beneficiarse más de servicios de apoyo social y ocupacional.

El autismo y el síndrome de Asperger son dos condiciones relacionadas pero distintas dentro del espectro autista. Comprender las diferencias entre ellas es crucial para brindar el apoyo adecuado y mejorar la calidad de vida de quienes las experimentan. Esperamos que esta guía haya aclarado algunas de las distinciones clave entre el autismo y el Asperger y haya proporcionado información útil para aquellos que buscan comprender estas condiciones con mayor profundidad.

 

error: Contenido protegido