10 signos frecuentes en menores en el espectro autista.

En la infancia, es crucial reconocer los signos frecuentes del espectro autista para proporcionar el apoyo adecuado y mejorar la calidad de vida del niño. Identificar estos signos puede marcar la diferencia en el desarrollo y la intervención temprana.

 

10 Signos Frecuentes en Menores con Espectro Autista

1. Dificultades en la Comunicación:

Los niños en el espectro autista pueden experimentar dificultades en la comunicación verbal y no verbal, como la falta de contacto visual y la limitada expresión facial. Además, es común que presenten retrasos en el desarrollo del lenguaje y dificultades para iniciar o mantener conversaciones.

2. Patrones Repetitivos de Conducta:

Los menores con autismo a menudo muestran patrones repetitivos de comportamiento, como balancearse, girar objetos o seguir rutinas estrictas. Estas conductas pueden manifestarse como una forma de autorregulación o como una respuesta a la ansiedad o el estrés.

3. Intereses Limitados y Repetitivos:

Los niños en el espectro autista tienden a mostrar intereses limitados y repetitivos en ciertos temas o actividades, enfocándose intensamente en áreas específicas de interés. Estos intereses pueden ser poco comunes o poco prácticos, como memorizar datos triviales o enfocarse en detalles irrelevantes.

4. Sensibilidad Sensorial:

Muchos menores con autismo experimentan sensibilidades sensoriales inusuales, como hipersensibilidad al ruido, la luz o ciertas texturas. Estas sensibilidades pueden manifestarse como reacciones extremas o evitación de estímulos sensoriales específicos.

5. Dificultades en la Interacción Social:

Los niños en el espectro autista pueden tener dificultades para interactuar y relacionarse con otros, mostrando falta de reciprocidad social y dificultades para comprender las emociones y señales sociales de los demás. Esto puede resultar en dificultades para establecer amistades y relaciones significativas.

Te puede interesar  Cuánta ayuda se necesita con un autismo de nivel 1, 2 o 3.

6. Fijación en Rutinas y Ritualidades:

Los menores con autismo suelen mostrar una fuerte preferencia por la rutina y pueden experimentar ansiedad o incomodidad ante cualquier cambio en su entorno o rutina diaria. Esto puede manifestarse como resistencia al cambio o dificultades para adaptarse a nuevas situaciones.

7. Problemas de Coordinación Motora:

Algunos niños en el espectro autista pueden experimentar dificultades en la coordinación motora, lo que puede manifestarse como torpeza o falta de habilidad en actividades físicas como correr, saltar o atrapar objetos.

8. Expresión Emocional Limitada:

Los menores con autismo pueden tener dificultades para expresar sus emociones de manera adecuada, mostrando un rango emocional limitado o respuestas emocionales atípicas ante ciertas situaciones. Esto puede dificultar la comprensión de sus necesidades emocionales por parte de los demás.

9. Obsesiones y Preocupaciones Intensas:

Muchos niños en el espectro autista pueden desarrollar obsesiones o preocupaciones intensas sobre temas específicos, dedicando gran parte de su tiempo y energía a estos intereses particulares. Estas obsesiones pueden dominar su pensamiento y comportamiento, afectando su capacidad para participar en actividades sociales o académicas.

10. Dificultades en la Imaginación y Juego:

Algunos menores con autismo pueden tener dificultades para participar en juegos imaginativos o creativos, mostrando preferencia por actividades repetitivas o estructuradas. Esto puede limitar su capacidad para desarrollar habilidades sociales y de juego simbólico.

 

Originally posted 2019-08-12 06:00:00.

error: Contenido protegido