Trastorno del espectro autista en niños y adolescentes.

El trastorno del espectro autista (TEA) en niños y adolescentes es un tema de gran relevancia en el ámbito de la salud y la educación. Se trata de un conjunto de trastornos del neurodesarrollo que se manifiestan en la infancia y que afectan la comunicación, la interacción social y el comportamiento de quienes lo padecen. A medida que la conciencia y comprensión sobre el TEA han aumentado, también lo ha hecho la necesidad de abordarlo de manera integral, desde la detección temprana hasta la implementación de intervenciones adecuadas para promover el desarrollo y la calidad de vida de los niños y adolescentes afectados.

Grados de Severidad del TEA

El TEA es un trastorno complejo que puede afectar a individuos de diversas formas y grados de severidad.

Algunas personas con TEA pueden tener dificultades significativas para comunicarse verbalmente, mientras que otras pueden tener un lenguaje fluido.

Manifestaciones Tempranas

Los síntomas del TEA pueden aparecer tempranamente en el desarrollo pero no diagnosticarse hasta años más tarde.

A menudo, se enmascaran o no se manifiestan por completo hasta que las demandas sociales superan las capacidades del niño.

Impacto del Diagnóstico

El diagnóstico tardío del TEA y su impacto emocional en las familias resaltan su importancia clínica y de salud pública.

Se necesita intervenir lo antes posible para proporcionar el apoyo adecuado y mejorar la calidad de vida.

Clasificaciones y Diagnóstico

La Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10) y el DSM-5 son los principales manuales diagnósticos utilizados para diagnosticar el TEA.

Ambos están sujetos a revisiones periódicas según la investigación y utilizan criterios específicos para justificar el diagnóstico.

Niveles de Severidad y Controversias

El DSM-5 ha implementado una clasificación de los niveles de gravedad del TEA, lo que mejora la comprensión de las necesidades individuales.

Te puede interesar  Meltdown (estallido) y shutdown (apagado).

La inclusión de nuevas categorías, como el trastorno de la comunicación social, ha generado controversia entre expertos y profesionales de la salud mental.

Características Fundamentales

La limitación en la interacción social y la comunicación constituye uno de los pilares del TEA, afectando significativamente la capacidad de las personas para relacionarse y comunicarse.

La investigación sobre la teoría de la mente y la hiperselectividad a los estímulos proporciona información crucial sobre el funcionamiento cognitivo en personas con TEA.

Perspectivas Futuras

El estudio continuo del TEA es fundamental para avanzar en la comprensión de sus complejidades y mejorar las intervenciones disponibles.

La práctica clínica y la conciencia pública son igualmente importantes para abordar las necesidades individuales y los grados de severidad del TEA.

Originally posted 2018-05-23 06:00:00.

error: Contenido protegido