Inatención en menores con TDAH.

Los niños y niñas con TDAH experimentan muchas dificultades para concentrarse y prestar atención. Se aburren fácilmente y no terminan sus actividades correctamente o cometen numerosos errores. Esto puede derivar en un rendimiento académico pobre y afectar su autoestima. Además, pueden experimentar problemas emocionales y de integración social.

Sin embargo, es importante destacar que el trastorno por déficit de atención e hiperactividad, TDAH, no es necesariamente negativo. Hay casos en los que los niños, adolescentes y adultos con TDAH logran un adecuado ajuste escolar, personal y social. Aunque suelen presentar déficits en las funciones ejecutivas, es decir, en procesos cognitivos necesarios para aprender de manera comprensiva y significativa.

TDAH y socialización

Los menores con TDAH pueden enfrentar problemas de socialización debido a su impulsividad y su constante reclamo de atención social inadecuada. Además, presentan dificultades en el reconocimiento y regulación de sus propias emociones, así como en aprender de sus experiencias. La conducta disruptiva es común en estos niños.

Los niños y niñas con TDAH también pueden experimentar comorbilidad con otros trastornos, como el trastorno del espectro autista (TEA). La coexistencia de ambos trastornos puede complicar aún más el diagnóstico y el tratamiento, ya que comparten algunos síntomas y características, como dificultades en la interacción social y la regulación emocional. Es fundamental abordar de manera integral las necesidades de estos niños, considerando tanto los aspectos del TDAH como del TEA, para proporcionarles el apoyo necesario para su desarrollo y bienestar.

Prevalencia del TDAH

La prevalencia del TDAH es significativa entre la población infantil, afectando al 3-5% de los niños según la APA. Este trastorno se caracteriza por síntomas de inatención, impulsividad e hiperactividad. Se reconoce la combinación de déficit atencional e hiperactividad como TDAH.

Lenguaje y comunicación en el TDAH

El lenguaje juega un papel crucial en los procesos cognitivos de autorregulación, y los niños con TDAH suelen tener dificultades lingüísticas que afectan su autorregulación conductual. También presentan problemas en tareas que requieren atención, inhibición, memoria de trabajo, planificación y organización, lo que impacta su rendimiento académico.

Te puede interesar  TDAH con trastorno disocial en adolescentes.

El alumnado con TDAH enfrenta dificultades específicas en tareas que implican procesamiento fonológico y sintáctico, así como en aspectos de forma y contenido del lenguaje. También tienen problemas en tareas que requieren organización semántica y memoria auditiva, lo que puede afectar su desempeño escolar.

Bibliografía y fuentes de consulta

 

error: Contenido protegido