Empleo y empleabilidad de las personas con discapacidad.

El acceso al empleo y la educación superior para personas con discapacidad sigue siendo un desafío importante en nuestra sociedad. Según datos recientes, el porcentaje de personas sin empleo que tienen algún tipo de discapacidad es alarmantemente alto. Por otro lado, la cantidad de personas con discapacidad que obtienen estudios superiores es sorprendentemente baja. Estas estadísticas preocupantes se derivan del estudio anual sobre “empleo de las personas con discapacidad”, que recopila información sobre la fuerza laboral y la población inactiva dentro del colectivo de personas con discapacidad en edades comprendidas entre los 16 y 64 años. Este estudio, realizado en colaboración con el INE, el IMSERSO, la Dirección General de Coordinación de Políticas Sectoriales sobre Discapacidad, el CERMI y la Fundación ONCE, utiliza datos de la Encuesta de Población Activa y otros registros administrativos.

A pesar de los esfuerzos por mejorar la inclusión laboral y educativa, queda mucho trabajo por hacer. Los resultados muestran que el nivel de estudios de las personas con discapacidad sigue siendo significativamente inferior al de la población sin discapacidad. Solo un pequeño porcentaje de jóvenes con discapacidad logra completar estudios superiores, lo que resalta la necesidad de políticas y programas que promuevan la igualdad de oportunidades en la educación y el empleo.

Es fundamental abordar estas disparidades y trabajar en la creación de entornos más inclusivos y accesibles. Esto implica la implementación de medidas concretas, como la disponibilidad de materiales educativos en formatos accesibles, la capacitación del personal docente en la atención a la diversidad, y la sensibilización sobre los derechos y necesidades de las personas con discapacidad.

 

Te puede interesar  La RAE cambia la definición del término 'discapacidad'.
error: Contenido protegido