Deficiencias de planificación y organización en menores con autismo.

Las deficiencias en la planificación y organización representan un desafío significativo para muchas personas, especialmente para aquellas que enfrentan trastornos del desarrollo, como el síndrome de Asperger. Estas dificultades pueden manifestarse en diversas áreas de la vida, desde el ámbito académico hasta el laboral, y pueden impactar negativamente en la capacidad de llevar a cabo tareas diarias de manera eficiente y efectiva. En el caso específico del síndrome de Asperger, las deficiencias en la planificación y organización son problemas comunes que requieren atención y apoyo especializado para mejorar la calidad de vida y la autonomía de quienes las experimentan.


Problemas de Organización y Aprendizaje en Niños con Síndrome de Asperger

Los menores con síndrome de Asperger y otros trastornos del espectro autista a menudo enfrentan dificultades para planificarse y organizarse. La deficiencia en la función ejecutiva contribuye a problemas comunes como la falta de organización, planificación y aprendizaje.

Estas dificultades pueden tener un impacto significativo en su vida diaria, desde la realización de tareas escolares hasta la gestión del tiempo libre. Además, la falta de habilidades organizativas puede llevar a la pérdida de material de trabajo y dificultad para completar tareas en el tiempo asignado.

Por otro lado, los errores de ubicación en el espacio del colegio y otros comportamientos desorganizados pueden afectar tanto el aprendizaje del alumno como el funcionamiento general de la clase. Es fundamental brindar apoyo específico y recursos adaptados para ayudar a estos niños a superar estas dificultades y alcanzar su máximo potencial académico y personal.

Dificultades Específicas de Aprendizaje

Estos niños pueden presentar déficits en varias áreas clave, incluyendo habilidades de organización, planificación, evaluación, comprensión abstracta, generalización y aplicación flexible de habilidades, entre otros. Además, la falta de motivación intrínseca, dificultades con el trabajo colaborativo y la comprensión lectora, así como problemas en el aprendizaje no verbal, como la geometría y el arte, son comunes. Estos desafíos abarcan una variedad de áreas académicas y sociales, lo que puede dificultar aún más su capacidad para adaptarse al entorno escolar y social. Es importante comprender que estas dificultades no reflejan una falta de habilidad o inteligencia, sino más bien una diferencia en la forma en que procesan y responden a la información.

Te puede interesar  ¿Cómo que sin el autismo los humanos se hubieran extinguido?

Impacto en la Vida Escolar

Estas dificultades afectan significativamente el rendimiento académico y la adaptación al entorno escolar. Los errores de organización, la pérdida de material de trabajo y la dificultad para completar tareas en tiempo y forma son frecuentes, lo que puede resultar en un bajo rendimiento y estrés tanto para el niño como para el docente.

Bibliografía

Originally posted 2020-06-01 06:00:00.

error: Contenido protegido