Pensamiento visual: el test de las cerillas.

Pensamiento visual: Simon Baron Cohen y el test de las cerillas.

El pensamiento visual, según Simon Baron-Cohen, desempeña un papel crucial en la comprensión del espectro autista. En su obra “Autismo y Síndrome de Asperger”, explora cómo la capacidad de sistematización revela una forma única de analizar sistemas, ejemplificado en el sorprendente “Test de las Cerillas”. Este enfoque destaca las diferencias cognitivas y subraya la importancia de reconocer y potenciar las habilidades únicas de las personas con TEA, especialmente en el ámbito laboral. Es hora de valorar su diversidad cognitiva y promover una sociedad más inclusiva.

Simon Baron-Cohen, un referente en la comprensión de los trastornos del espectro autista (TEA), nos invita a reconsiderar nuestras percepciones sobre estas personas. En lugar de subestimar sus cualidades, aboga por reconocer la riqueza de su pensamiento diferente y alternativo, capaz de generar ideas imaginativas y lógicas de gran valor.

Autismo y Síndrome de Asperger

En su obra “Autismo y Síndrome de Asperger”, Baron-Cohen nos introduce al concepto de sistematización, destacando cómo este impulso nos lleva a analizar y construir sistemas mediante la identificación de reglas que los rigen. Este enfoque revela la capacidad única de las personas en el espectro autista para comprender y predecir la evolución de diversos sistemas.

Un ejemplo revelador es el famoso “Test de las Cerillas” realizado por Baron-Cohen, donde un joven con autismo sorprende al mostrar un pensamiento visual altamente desarrollado. Este tipo de pruebas destacan las diferencias en el procesamiento cognitivo y subrayan la importancia de comprender la diversidad de la mente humana.

La teoría de la empatización y sistematización explora la dicotomía entre la capacidad de empatizar y la tendencia a sistematizar, lo que puede explicar las dificultades sociales y comunicativas, pero también las fortalezas en la capacidad de sistematización de las personas con TEA.

Es crucial reconocer y potenciar estas habilidades, especialmente en el ámbito laboral, donde las personas en el espectro autista pueden aportar una perspectiva única y valiosa. Su habilidad para sistematizar puede ser fundamental en áreas específicas del conocimiento, abriendo nuevas posibilidades en diversos campos.

Te puede interesar  Tengo, tengo, tengo, tú no tienes nada, tengo 3 ovejas en una cabaña.

Para aquellos interesados en explorar más sobre este tema, se recomienda consultar obras como “El Síndrome de Asperger: ¿Excentricidad o Discapacidad Social?” de Pilar Martín Borreguero y recursos adicionales proporcionados por Asperger Aragón.

En resumen, el mensaje de Baron-Cohen nos insta a mirar más allá de las limitaciones percibidas y a reconocer el potencial único que las personas en el espectro autista aportan a nuestra sociedad. Es hora de valorar y apoyar su diversidad cognitiva para construir un mundo más inclusivo y enriquecedor para todos.

Originally posted 2018-10-18 06:00:00.

error: Contenido protegido