Oh Snap!

MuNdO AsPeRGeR es posible gracias a la publicidad. Por favor desactiva el bloqueador de anuncios para que podamos seguir difundiendo sobre el síndrome de Asperger y el autismo. Gracias.


Esta guía pretende difundir entre el profesorado y las familias, así como entre los orientadores y las orientadoras unas indicaciones básicas y criterios de intervención sobre las posibles necesidades específicas de apoyo educativo del alumnado que presenta Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

Es una propuesta práctica para dar una mejor respuesta educativa a la diversidad que permita la inclusión eficaz del alumnado con TDAH en el sistema educativo y ofreciéndole la oportunidad de enfrentarse a la vida en igualdad de condiciones.



   Se pretende dar a conocer a la comunidad educativa aspectos generales del trastorno con la pretensión de que pueda servir de instrumento de ayuda a su atención y respuesta educativa inclusiva.

   Se trata de un documento abierto sometido siempre a revisión, a fin de mejorar la detección, identificación, evaluación e intervención educa- tiva desde la perspectiva de las buenas prácticas profesionales y de mejora continua en nuestra labor docente y orientadora.

 

El Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es un trastorno neurológico originado en la infancia que implica un patrón de inatención, y/o hiperactividad-impulsividad que interfiere con el funcionamiento o el desarrollo de la persona.

   El alumnado con TDAH puede presentar necesidades específicas de apoyo educativo (en adelante NEAE), que pueden variar en las diferentes etapas de la educación.

Este alumnado puede tener dificultades en la atención o en la impulsividad-hiperactividad que afectan a la planificación y organización de las tareas en el proceso de enseñanza y aprendizaje, en la conducta, en el autocontrol emocional y, en general, en su proceso de desarrollo que afecta a los diferentes contextos: escolar, familiar y social.



   Para la atención de sus necesidades educativas se recomiendan estrategias inclusivas y, en algunas ocasiones, se precisan programas específicos. Sus síntomas se pueden manifestar en su totalidad o predominar algunos de ellos tanto en la expresión como en la presentación de los mismos, que puede ser leve moderada o  grave, según el DSM-5, la versión 5 del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders).  Se deben haber manifestado ya en la primera infancia y al menos en dos de los siguientes contextos: escolar, familiar y social.

TDAH. Guía para la comunidad educativa.

También, se caracteriza por una disfunción
en los mecanismos de control ejecutivo. Este
patrón persistente es significativamente más
frecuente y grave que el observado en otros.
escolares de la misma edad y puede afectar
de manera importante al funcionamiento
académico, personal, emocional y social del
niño o de la niña.

El Trastorno por déficit de atención e
hiperactividad (TDAH) es un trastorno del
neurodesarrollo, caracterizado por alteraciones
o retraso en el desarrollo de las funciones
vinculadas a la maduración del sistema nervioso
central, que se inician en la infancia y siguen un
curso evolutivo estable, pudiéndose modificar su
sintomatología en la interacción con el contexto.



   Para algunos autores, el déficit de atención y la
hiperactividad-impulsividad son la expresión
conductual y observable de un trastorno en
el funcionamiento cognitivo (Artigas-Pallarés,
2009). Las alteraciones en el funcionamiento
cognitivo repercuten en el ámbito social, emo-
cional y curricular del alumnado que presenta
TDAH.

El TDAH es uno de los trastornos neurológicos con
mayor prevalencia en el alumnado. Orjales (2005)
estima que entre el 3% y el 5% de la población
en edad escolar presenta TDAH, pudiéndose
mantener en la edad adulta.

   La sospecha de TDAH
representa uno de los motivos más frecuentes de
consulta en neuropediatría y una de las mayores
demandas que efectúa el profesorado a los
servicios especializados de orientación (servicios
psicopedagógicos escolares y departamentos de
orientación). De por sí, también supone más del
50% de las demandas de colaboración de sanidad
a educación para poder efectuar un diagnóstico
clínico.

Hay una mayor prevalencia en niños que en
niñas. Y esta prevalencia varía según los subti-
pos de TDAH: inatención, hiperactividad-impul-
sividad y combinado. Biederman et al. (2002)
presentaron la frecuencia, en porcentaje de los
subtipos de TDAH según el género.

   El subtipo
inatención es más frecuente en niñas que en
niños. El subtipo hiperactividad-impulsividad, es
el menos frecuente de los tres, en porcentajes
similares en las niñas (y en los niños. El subti-
po combinado es el que afecta a más población
y tiene mayor frecuencia en niños que en niñas.

Las repercusiones del TDAH sobre el desarrollo
personal y familiar de la persona afectada han
motivado el incremento de investigación en los
últimos años. El trastorno puede cambiar en el
transcurso evolutivo. En los primeros años pre-
valece la hiperactividad y la inatención. A medida
que se llega a la adolescencia, la hiperactividad
decrece, la inatención se mantiene y aumentan
las conductas impulsivas. En algunas ocasiones
pueden asociarse otras conductas inadecuadas
o trastornos que pueden incrementarse y afectar el desarrollo evolutivo, de ahí la importancia
de atender de manera adecuada las necesida-
des específicas de apoyo educativo temprano
de este alumnado.



   No todas las personas con TDAH manifiestan
los mismos síntomas ni en la misma intensidad.
En los criterios diagnósticos del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales en su
quinta versión (DSM5), se presentan los tipos, la
remisión y la gravedad actual, en función de los
síntomas predominantes.

TDAH. Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. Una guía para la comunidad educativa de la Generalitat Valenciana.
Teresa de Jesús Cuartero Cervera y Vicente Bueno Ripoll.

ISBN: 978-84-482-6237-2

Para seguir leyendo descargue la guía pinchando aquí: TDAH. Guía para la comunidad educativa.

Publicidad
This div height required for enabling the sticky sidebar