Trastornos de conducta: una de las principales demandas en salud mental.

Tanto pediatras como profesionales de la salud mental destacan que los trastornos de conducta son una de las principales preocupaciones en la salud mental de niños y adolescentes, con el trastorno negativista desafiante y el TDAH como los más prevalentes.

Los cambios sociales, como la pérdida de recursos económicos y tiempo compartido en familia, han contribuido al aumento de los problemas de conducta en niños y adolescentes, según revela el informe de FAROS San Joan de Déu.

Impacto en la Familia y Sociedad

El informe señala que las familias de los pacientes con trastornos de conducta se sienten desbordadas, ejercen un pobre control parental y lamentan la falta de tiempo para estar con sus hijos.

Los profesionales de la salud mental identifican entre los jóvenes rasgos comunes como la pérdida de valor por la autoridad y la baja tolerancia a la frustración, además de un bajo rendimiento académico.

Franja de Edad y Prevalencia

Aunque hay discrepancias, los pediatras y los profesionales de la salud mental difieren en la franja de edad en la que aparecen los trastornos de conducta, con los pediatras observando casos entre los 8 y 14 años y los profesionales de la salud mental destacando el intervalo de los 13 a los 16 años.

   
Informe completo disponible en la página Web de FAROS San Joan de Déu
 
Te puede interesar  El orígen del síndrome del emperador es un enigma.
error: Contenido protegido