Connect with us

Otros trastornos

Trastorno desintegrativo infantil.

recursos autismo

El trastorno desintegrativo surge tras una etapa de desarrollo normal, pero experimenta un deterioro similar a demencias, manifestándose con pérdida de lenguaje y habilidades comunicativas. A menudo, hay un período poco definido donde el niño/a se vuelve inquieto e hiperactivo, enfrentando pérdida de comportamiento adaptativo y desconexión social.

Variedad en el Deterioro y Pronóstico Negativo

A los 2 años, se observa el trastorno, pero la pérdida de capacidades varía entre casos. La mayoría sufre de manera grave, con pronósticos negativos, regresión profunda y a veces, pérdida del control de esfínteres. Aunque se asemeje a demencias, se distingue por la falta de enfermedad cerebral identificable.

Tratamientos a Largo Plazo

El tratamiento busca autonomía y comunicación. Escolarizarse en centros de educación especial es común, pero cada caso debe evaluarse individualmente. El síndrome de Rett y el trastorno desintegrativo, excluidos del DSMV, requieren diagnósticos de profesionales altamente cualificados.

 

Complejidad del Diagnóstico y Necesidad de Especialización

Profesionales como psicólogos, neuropsicólogos, psiquiatras infanto-juveniles o neuropediatras, con especialización en diagnóstico, son idóneos. Trastornos como autismo de Kanner, síndrome de Asperger, síndrome de Rett, trastorno desintegrativo infantil y trastorno general del desarrollo no especificado presentan dificultades diagnósticas, requiriendo formación específica.

Advertisement

 

Características del Trastorno Desintegrativo Infantil y Necesidades Personalizadas

El trastorno desintegrativo infantil, observado a los 2 años, abarca desde pérdida de lenguaje hasta desintegración social similar al autismo. La escolarización se realiza en centros específicos, y la intervención busca detener la progresión. Programas individuales basados en evaluaciones extensas son cruciales para abordar las necesidades únicas de cada persona.

 

Contexto Histórico y Cambios en la Clasificación

El DSM-IV agrupaba trastornos bajo «generales del desarrollo». En el CIE-10, trastornos generales del desarrollo se definen por alteraciones sociales, comunicativas y comportamientos repetitivos. La nueva edición del DSMV excluye el síndrome de Rett y el trastorno desintegrativo de la categoría TEA, destacando la complejidad del diagnóstico y la importancia de profesionales especializados.

Advertisement