¿Puede fracasar un alumno o una alumna?

De cómo estructures el aula, desarrolles la enseñanza, organices el ambiente, los contenidos, el espacio, los apoyos…, de cómo ilustres la información nueva, cómo ejemplifiques lo que cuentas a tus alumnos y cuán capaz seas de motivarles dependerá que fracasen o no en el sistema educativo.

Y, lo que me parece aún más importante, que vayan felices al centro escolar o se sientan de camino a la cámara de gas.

El alumno no fracasa. Fracasa la familia o el educador.

Mis respetos a los maestros y profesores que me seguís pero es una afirmación que puedo defender de mil maneras diferentes y una que me ha gustado mucho es la que expone esta reflexión de Raúl R. López Reyes en «Orientación Educativa Sistémica»

Te puede interesar  Nada cambia y cambia todo.
error: Contenido protegido