Coaching aplicado a trastornos del neurodesarrollo.

El coaching, un proceso de ayuda y entrenamiento que no es del todo nuevo, se ha destacado en los últimos tiempos como una herramienta efectiva para apoyar a personas con trastornos del neurodesarrollo como el Asperger, el autismo o el trastorno por déficit de atención, con o sin hiperactividad. Aunque el concepto de tutoría o acompañamiento ha existido previamente, el coaching ha emergido como una práctica profesionalizada y en tendencia en diversos ámbitos.

En el contexto educativo, muchos estudiantes con necesidades especiales cuentan con un “alumno tutor” que les brinda apoyo en diversas áreas, desde recordar tareas hasta enfrentar situaciones de acoso escolar. Además, existen asociaciones que ofrecen servicios de acompañamiento para personas que aún no son completamente autónomas, facilitando su integración en la sociedad mediante la enseñanza de habilidades prácticas.

El coaching no se limita al ámbito educativo, sino que influye en la transformación personal y profesional de las personas, generando cambios de perspectiva, aumentando la motivación y fomentando la responsabilidad. Este método, que consiste en acompañar, instruir y entrenar a individuos o grupos, tiene como objetivo principal alcanzar metas específicas o desarrollar habilidades concretas.

Particularmente para adolescentes con TDAH, el coaching puede significar un entrenamiento efectivo de las funciones ejecutivas, mejorando la capacidad de planificación y organización. A diferencia de la psicoterapia, donde el terapeuta diagnostica y busca soluciones, el coaching implica que la propia persona defina sus metas y tome decisiones basadas en su reflexión personal.

En resumen, el coaching se enfoca en poner en marcha mecanismos de cambio a partir del autoconocimiento y el deseo de la persona, ofreciendo un acompañamiento hacia el logro de objetivos previamente establecidos. Es especialmente relevante en la adolescencia y el inicio de la edad adulta, momentos en los que se busca mayor autonomía y capacidad de organización. Mediante preguntas poderosas y reflexiones, el coach ayuda al individuo a liberarse de creencias limitadoras y adoptar acciones eficaces para alcanzar su máximo potencial.

Fuentes y referencias

 

Te puede interesar  Explorando los pensamientos obsesivos en el espectro autista

– Fundación Cadah. https://fundacioncadah.org/web/articulo/conocer-que-es-el-coaching-una-alternativa-para-el-tdah.html

– García-Allen, Jonathan (2015). «Los 6 tipos de Coaching: los distintos coaches y sus funciones». Psicología y Mente. Consultado el 10 de mayo de 2016. https://psicologiaymente.net/coach/tipos-de-coaching#!

Originally posted 2019-08-26 06:00:00.

error: Contenido protegido