Obtención del Certificado de Discapacidad con el síndrome de Asperger.

Es recomendable hacer una solicitud de certificado de discapacidad en el centro base. Se trata de una decisión muy personal ya que a veces el certificado no es un título temporal sino definitivo con lo que la persona que lo obtiene pasa a considerarse discapacitada a todos los efectos y para siempre.

Lo normal en el caso del síndrome de Asperger es que se obtenga un certificado de discapacidad temporal que debe renovarse cada cuatro o cinco años hasta que se obtiene la mayoría de edad. Cada renovación requiere la visita al tribunal médico y la aportación de toda la documentación que se pueda adjuntar sobre el diagnóstico, la terapia y las necesidades especiales de la persona para la que se solicita la discapacidad.

Por lo general el síndrome de Asperger tiene asociado un determinado grado de minusvalía (entre el 33 y el 36%, a veces más porcentaje si se suman otros trastornos al principal) y esto nos puede servir para defender los derechos de nuestro/a hijo/a en caso de necesitar un cambio de colegio, reclamar su acceso a prestaciones por discapacidad, solicitar un dictamen de escolarización, etc.

Cuando se considera que una persona tiene discapacidad.

No se considera a una persona discapacitada si tiene un porcentaje menor del 33% pero si se obtiene un porcentaje igual, o algo más alto, con el certificado de discapacidad se puede acceder a otros servicios y ayudas tanto nacionales como regionales. Por ejemplo, una vez se obtiene dicho certificado podemos solicitar la ayuda por hijo a cargo.

La ayuda por hijo a cargo es una pequeña asistencia económica que se concede a las familias en las que la persona que tiene la minusvalía es menor de 18 años y tiene una discapacidad igual o superior al 33%. Esta ayuda debe solicitarse por escrito en la Tesorería de la Seguridad Social que resuelve aproximadamente en los siguientes seis meses.

Además, con el certificado de discapacidad los menores de edad disponen de bonificaciones a la hora de adquirir medicamentos equiparables a las de los pensionistas.

Tarjeta AA

Para obtenerlas debe tramitarse la tarjeta sanitaria de pensionista (normalmente en el centro de salud) que puede ser en algunas comunidades autónomas la tarjeta SIP de atención preferente, caracterizada por la presencia de las letras AA en el documento y que, a su vez, permite cierta atención especial en los servicios de urgencias o durante hospitalizaciones.

Te puede interesar  La familia como eje vertebrador de la socialización.

Qué se necesita

Obtener la tarjeta SIP con distintivo requiere un documento médico. Esta medida busca mejorar la atención, reducir tiempos de espera y brindar accesibilidad a personas con TEA.

Con atención preferente, se evita la desorientación y ansiedad. El distintivo prioriza consultas y atención primaria, facilita acompañamiento y reduce tiempos de espera.

El distintivo permite acceso con cuidador, minimiza esperas y incluye en programas específicos. Su alcance abarca Centros de Salud, Especialidades, Consultas Externas y Urgencias.

AA significa “Acompañamiento, Accesibilidad y Apoyo”. Se graba en la tarjeta SIP, reemplazando la actual en el centro de salud. Ejemplo en la Comunidad Valenciana.

La Conselleria de Sanitat ha entregado 3000 tarjetas SIP a personas con TEA para agilizar su atención en servicios sanitarios.

error: Contenido protegido